Dime que día es hoy

viernes, 7 de agosto de 2009

Capítulo 1: Como nos conocimos

Buff, Creo que va a ser la 1ª vez que escriba sobre este chico, desde que corté con él No he escrito ni una sola línea sobre la relación que tuvimos. Me es difícil incluso recordar muchas cosas, he tenido que recurrir a mi amiga MARIAN para que me ayude a recordar algunas cosas...
Corria el año 1994, Era 2 de Octubre. Yo estaba en mi discoteca preferida por entonces, a la que acudíamos cada fin de semana con mis amigas, en la que bailabamos desde que entrábamos hasta que saliamos en una especie de escenario que había.
A mi no me gusta exponerme mucho pero soy bajita y las aglomeraciones de gente me agobian, así que me subia allí porque tenia como 1metro cuadrado para mi solita, no me empujaban ni pisoteaban, lo más importante: veía y me veían.

Por aquel entonces todavía ponian canciones Lentas en las Discotecas, que te permitían bailar con el chico que te gustaba, o intentabas que te sacara a bailar para entablar conversación o algo más.

Aquella tarde desde que entramos, había visto a un chico, no muy alto, moreno, pelo corto y con ojos marrones, con el que habíamos cruzado unas miradas y unas sonrisas.
Durante toda la tarde le veía que iba acercándose, mirándome y sonriendome, por supuesto yo le correspondía con mi sonrisa, mis miradas y mis risitas con mis amigas.

Yo estaba en mi "podium" subida cuando anunciaron la sesión de lentas, me disponía a bajarme para ir a dar una vuelta con mis amigas. Mi sorpresa fue que vino a buscarme para bailar, por supuesto acepté. Empezamos a bailar, tímidos al principio, casi sin tocarnos, con aquel cosquilleo en el estómago cuando me pasó la mano por mi cintura y me cogí a sus hombros para bailar...
Me preguntó el nombre, nos presentamos, nos dimos dos besos, hubo preguntas tontas de rigor ¿vienes mucho por aquí?, nunca te había visto ¿que haces, estudias? ¿eres de aquí?, risas tontas, pasos torpes.... Estuvimos bailando un rato, acercándonos más y más, pero no tuvimos valor a besarnos.
Cuando acabaron las lentas, nos fuimos a un lado de la pista, para hablar un rato más, pero llegó la hora de irnos así que qedamos para el día siguiente, que era domingo, en la misma discoteca a las 18h. de la tarde, pero antes quedaba la despedida.
Estábamos deseando darnos un beso, pero no nos atrevíamos , menos yo que soy bastante "cortada" a la hora de dar el 1r.paso (en las siguientes veces ya nada...me lanzo, pero en la 1a.vez..uff me cuesta) así que me cogió de la mano, me dijo que se le iba hacer eterno las horas hasta volverme a ver, yo sonreí de satisfacción de gustarle a alguien tanto, se acercó mucho mucho a mi me cogió de la cintura y me plantó un besazo de los de ¡Olé!
Mis amigas estaban alucinando, porque acababa de conocer a un chico y ya había quedado con él para el día siguiente. No se que tenía ese chico que me "encandiló" desde el primer momento, me hacía sentir bien a su lado, cuando le miraba y hablábamos , el mundo desaparecía a nuestro alrededor, sólo estabamos él y yo, eso me asustaba porque no sabía si después de David estaba preparada para salir con alguien que me gustara tanto.