Dime que día es hoy

sábado, 16 de mayo de 2009

“ Por mi encantado, será un placer ser tu pareja esta noche”.

En un principio me negué en rotundo que Marcial se acercase, pero bailaba muy bien, empezamos a bailar en la pista luego me invitó a un refresco y nos pusimos a hablar, resultó ser simpático y empezamos a congeniar.

En un momento de la noche, en una de esas escapadas al baño en compañía de mis amigas, Eli me pidió otro favor, resulta que Rober se había empeñado a dar una vuelta por la playa, que teníamos a dos calles de la discoteca, no quería ir sola con él, no por nada, pero así podríamos irnos cuanto antes, el caso es que nosotras siempre hemos sido muy de apoyar en casi todo a nuestras amigas, así que esta vez no me podía negar.

Cuando salimos de la discoteca, emprendimos el camino a la playa, que, como ya he dicho, estaba a dos calles de la discoteca, empezó ha hacer un poco de frío y Marcial se prestó muy amable a dejarme su chaqueta, al ponermela me pasó el brazo por el hombro, yo no supe que decir, porque en realidad, tampoco me molestaba, simplemente que sentía un poco mal porque no sabía si aquello podría suponer que estaba haciendo de lo que luego me pudiera arrepentir.


Cuando llegamos a la playa, empezamos a pasear, no se como Eli se sentó con Robert en la arena, pero yo preferí seguir paseando, así que seguimos andando hasta llegar a un parque que había en la arena, tenia unos columpios, me subí en ellos para balancearme un rato y para apartarme de Marcial que me seguia rodeando con su brazo.

Empezamos a hablar de Toni, de cómo habíamos llegado ese día a la disco, como me había fijado en él, se lo expliqué sin dar mas rodeos, le dije que todo había sido cosa del enfado y que por suerte o por desgracia, el había sido el que había pasado por delante.

-Entonces, ¿hasta hoy no te habías fijado en mi? –dijo Marcial
-No, la verdad es que te había visto bailar en el Podium con los abanicos (royo Lokomía) pero no sabía ni que eras amigo de Rober
-Pues yo si que sabía quien eras...y sí que me había fijado en ti


No sabía que decir, así que cambié el tema, radical, me puse a mirar al cielo y a decir tonterias como: "Mirá esa es Casiopea, ese conjunto de estrellas es el Carro y esa la Osa mayor y aquella que brilla allí debe de ser Venus….

Marcial se había acercado lo suficiente como para estar delante de mi:


– Y para que perder el tiempo mirando las estrellas……

Y me besó, me dio un beso de esos de películas: una playa, una noche de siembre pero con un cielo despejado y una luna billando , a la orilla del mar….¡Vamos! que sólo faltaba la banda sonora.

Cuando acabó aquel beso, me puse muy nerviosa, le dije que no que no podía, que yo ni siquiera sabía si aún seguía saliendo con Toni, en caso de que fuera así, ni quería hacerle daño, ni quería que en un futuro eso me trajera problemas…..pero los carnosos labios de Marcial pudieron mucho más que mis dudas, me besó de nuevo con dulzura.

Por suerte llegaron Eli y Roberto y emprendimos de nuevo el camino hacia la discoteca y cogimos nuestros abrigos y nos fuimos a casa.

Al día siguiente, no recuerdo si me llamó o le llame solo sé que hable con Toni, por supuesto no le conté nada de Marcial, pero una vez más discutimos porque me había dejado plantada, yo ya me estaba empezando a cansar de ser su “muñeca” que cuando le conviene me coge para jugar y cuando no me olvida en la estantería.

1 comentario:

  1. Ayyy como me recuerda esto a mi a los viejos tiempos jeje muchas gracias por el comentario!!!

    ResponderEliminar