Dime que día es hoy

sábado, 16 de mayo de 2009

“ Por mi encantado, será un placer ser tu pareja esta noche”.

En un principio me negué en rotundo que Marcial se acercase, pero bailaba muy bien, empezamos a bailar en la pista luego me invitó a un refresco y nos pusimos a hablar, resultó ser simpático y empezamos a congeniar.

En un momento de la noche, en una de esas escapadas al baño en compañía de mis amigas, Eli me pidió otro favor, resulta que Rober se había empeñado a dar una vuelta por la playa, que teníamos a dos calles de la discoteca, no quería ir sola con él, no por nada, pero así podríamos irnos cuanto antes, el caso es que nosotras siempre hemos sido muy de apoyar en casi todo a nuestras amigas, así que esta vez no me podía negar.

Cuando salimos de la discoteca, emprendimos el camino a la playa, que, como ya he dicho, estaba a dos calles de la discoteca, empezó ha hacer un poco de frío y Marcial se prestó muy amable a dejarme su chaqueta, al ponermela me pasó el brazo por el hombro, yo no supe que decir, porque en realidad, tampoco me molestaba, simplemente que sentía un poco mal porque no sabía si aquello podría suponer que estaba haciendo de lo que luego me pudiera arrepentir.


Cuando llegamos a la playa, empezamos a pasear, no se como Eli se sentó con Robert en la arena, pero yo preferí seguir paseando, así que seguimos andando hasta llegar a un parque que había en la arena, tenia unos columpios, me subí en ellos para balancearme un rato y para apartarme de Marcial que me seguia rodeando con su brazo.

Empezamos a hablar de Toni, de cómo habíamos llegado ese día a la disco, como me había fijado en él, se lo expliqué sin dar mas rodeos, le dije que todo había sido cosa del enfado y que por suerte o por desgracia, el había sido el que había pasado por delante.

-Entonces, ¿hasta hoy no te habías fijado en mi? –dijo Marcial
-No, la verdad es que te había visto bailar en el Podium con los abanicos (royo Lokomía) pero no sabía ni que eras amigo de Rober
-Pues yo si que sabía quien eras...y sí que me había fijado en ti


No sabía que decir, así que cambié el tema, radical, me puse a mirar al cielo y a decir tonterias como: "Mirá esa es Casiopea, ese conjunto de estrellas es el Carro y esa la Osa mayor y aquella que brilla allí debe de ser Venus….

Marcial se había acercado lo suficiente como para estar delante de mi:


– Y para que perder el tiempo mirando las estrellas……

Y me besó, me dio un beso de esos de películas: una playa, una noche de siembre pero con un cielo despejado y una luna billando , a la orilla del mar….¡Vamos! que sólo faltaba la banda sonora.

Cuando acabó aquel beso, me puse muy nerviosa, le dije que no que no podía, que yo ni siquiera sabía si aún seguía saliendo con Toni, en caso de que fuera así, ni quería hacerle daño, ni quería que en un futuro eso me trajera problemas…..pero los carnosos labios de Marcial pudieron mucho más que mis dudas, me besó de nuevo con dulzura.

Por suerte llegaron Eli y Roberto y emprendimos de nuevo el camino hacia la discoteca y cogimos nuestros abrigos y nos fuimos a casa.

Al día siguiente, no recuerdo si me llamó o le llame solo sé que hable con Toni, por supuesto no le conté nada de Marcial, pero una vez más discutimos porque me había dejado plantada, yo ya me estaba empezando a cansar de ser su “muñeca” que cuando le conviene me coge para jugar y cuando no me olvida en la estantería.

viernes, 15 de mayo de 2009

Una noche de fin de año

Toni y yo nos pasamos 2 años jugando al gato y al ratón, salíamos y cortábamos casi cada semana, no pasaban ni 2 días y ya nos estábamos llamando y volviendo a salir.
Discutíamos mucho pero al mismo tiempo nos podíamos pasar horas y horas hablando de cualquier cosa.

Hubo algunas anecdotas divertidas, que ahora recordamos Eli, Júlia y yo como divertidas, pero que en el momento no lo parecían.

Eli siempre ha tenido el mismo novio Kiko, pero como tambien se peleaban a veces y sólo para fastidiarle, Eli salía con otros chicos, nada serio, pero eso fastidiaba a Kiko de tal forma que acababa siempre volviendo, pidiéndole que volvieran porque no soportaba verla con otro chico ni hablando.

Una de esas tantísimas veces que Eli y Kiko lo habían dejado, Eli conoció a otro chico que se moría por sus huesos (como muchos otros) se llamaba Rober y empezó a salir con él pero como con todos los demás, sin muchas ganas pero bastaba con que Kiko se enterase.
El caso es que no llevaba ni una semana y como a Kiko lo veía a diario en el insitituto, habían quedado y al final habían vuelto, pero así en plan clandestino, eso les daba más emoción.

Yo seguía con Toni, nos habíamos peleado una vez más y aquella noche era fin de año, estábamos Eli, Rober y yo en la puerta de la discoteca esperando a que Toni llegase, pero no llegaba me estaba dando plantón.

Eli me estaba contando, sin que Rober se enterase, que el día anterior había quedad con Kiko y le había dado el salto, o como comúnmente se conoce, le había puesto los cuernos a Rober, porque ella a quien quería era a kiko....Yo estaba pensando en que Toni me había dejado plantada, así que en un momento de enfado le dije:
–Este tío, me ha dejado tirada, mira que como no venga ¡¡soy capaz de enrollarme con el primero que pase!!

En ese momento pasó Marcial un amigo de Rober, es un chico bien parecido, agradable y muy simpático pero nunca nos habíamos fijado en el como algo más y del mismo enfado que llevaba solté :

–¡¡Con Marcial mismo!!.

Eli salió detrás de Marcial para hablar con él, y yo que estaba con un enfado de aquí te espero, grité:

- ¡Eli !¡¡Que se lo cuento a Rober!!
- ¿Qué me tienes que decir?- dijo Roberto en mi espalda
- !!Nada, luego te lo cuento !!- Dije pengando un bote por el susto de tenerlo detràs..y salí pitando hacia Eli y Marcial que estaban hablando de mi.

Eli le estaba contando que Toni me había dejado plantada, y que como a mi me había gustado al verlo pasar, que si no le importaba ser mi pareja esa noche….

Yo alucinaba de ver con qué naturalidad Eli, le estaba contando a Marcial, un desconocido hasta aquel momento, que me había fijado en él simplemente porque mi supuesto novio me había dejado plantada, pero aún me quedé más exhausta cuando veo que el me mira y me dice:
“ Por mi encantado, será un placer ser tu pareja esta noche”.

jueves, 14 de mayo de 2009

La fiesta de Kiko

El sábado, Kiko (el noviete nuevo de ELI) nos había invitado a su fiesta de cumpleaños, pero Eli no quería ir con Toni, es más, ya no quería saber nada de él, así que el sábado a las 4’30h como siempre, cuando la llamó para quedar, ahí estábamos todas en casa de Eli, alrededor del teléfono viendo como nuestro plan funcionaba:

-¡Hola! Soy Toni, ¿está Eli?
-Si Toni, soy yo, hola (con tono apagado)
-¿Te pasa algo?
-No, es que hoy no puedo salir, mi padre no me deja, porque he suspendido 3, y dice que hoy no puedo salir…..
-¡Vaya!, ¿quieres que vaya yo a verte? Y sales a la puerta y nos vemos un rato
-No, gracias, pero va a ser mejor que no…
-Bueno pues mañana te llamo
-Vale, hasta mañana…-dijo Toni convencido que era cierto

Cuando colgó, dimos un bote, y la madre de Eli, que se llama igual que su hija nos decía: ¡¡Estáis locas!! Pobre chaval, jajaja

El caso es que Toni y Kiko Vivian en el mismo pueblo, pero no por la misma zona, así que Julia, Eli y yo emprendimos la marcha hacia el pueblo de alado, a la fiesta de Kiko, pero cual fue nuestra sorpresa, que llegando por la rambla del pueblo, vimos a lo lejos a Toni….¿que vamos a decir ahora? Eli se puso nerviosa, así que nos pusimos a pensar rápidamente:

-Ya está!-dije yo- dile que nos has llamado, que hemos ido a tu casa, hemos estado hablando con tu padre, y le hemos convencido al final, y que ya no te daba tiempo a llamarlo, que por eso no le has avisado.

Bueno no dio mucho tiempo a pensar nada más porque a lo lejos nos vio Toni, y se acercaba rápido. Cuando llegó a nuestra altura, Eli no le dio tiempo ni a preguntar, le dijo justo lo que habíamos pensado, y Toni se convenció pero entonces hizo una pregunta que no habíamos planeado:

-¿Que hacéis por aquí?¿a donde vais?

Eli no sabe mentir, así que le dijo la verdad:

– Vamos a una fiesta de un chico del instituto, porque nos ha llamado cuando estábamos a punto de salir….¿porque no te vienes?
-Bueno, ¿por qué no? -dijo Toni, así que al final nos fuimos todos a la Fiesta En la fiesta Eli no estuvo ni un momento junto a Toni, se pasó toda la fiesta con Kiko hablando, bailando, conociendo a los amigos de él.

Julia y yo estábamos con Toni y su amigo Alex, la verdad es que nos lo pasamos bien, hasta que pusieron unas cuantas canciones lentas, entonces Toni fue a buscar a Eli para que bailase con él, pero llegó tarde, porque ya estaba bailando con Kiko, fue entonces cuando llegó mi oportunidad.

Toni vino abatido a contármelo, salimos a la calle, porque casi se pone a llorar. Yo le calmé, intenté explicarle que Eli se había enamorado de Kiko desde el primer momento en que le vio, que no sabia como decírselo sin hacerle daño, porque consideraba que era un chaval estupendo.
Estuvimos fuera como 15min.

Hablando. Fue cuando me fijé en sus ojos verdes pardos, su altura (1m 80cm), su pelo negro, su tez blanquita y sus pequitas.

No recuerdo que más pasó, sólo sé que entré de su mano de nuevo a la fiesta y nos pusimos a bailar “Bajo la Luz de la Luna” una balada preciosa de un grupo del momento “Rebeldes”. (
http://www.youtube.com/watch?v=zuQtX0nEo_E)

Al cabo de una semana, Julia estaba saliendo con Alex, Eli con Kiko y yo Con Toni. Formábamos un grupo muy divertido, seguíamos haciendo lo mismo de siempre, sólo que ahora íbamos en moto con ellos y podíamos ir a más sitios porque no dependíamos del transporte público.

lunes, 11 de mayo de 2009

El primer amor...

Un día que yo no fui Julia y Eli conocieron a dos chicos en la disco con los que habían quedado para el día siguiente. Estaban muy ilusionadas por que los conociera yo. Eli no paraba de hablarme de Toni: que si era muy guapo, que si vestía muy bien…bueno no paró de hablarme de él, así que cuando llegué y lo vi., un poco más y me da un ataque ¡No se parecía en nada a lo
descrito! Pensé por un momento: ¡Que feo!

Resultó ser un chico de 17 años normal y corriente, vestido con sus tejanos “LEWIS” blancos, una camisa, una chaqueta vaquera negra, con zapatos mocasines granates “Martinelli”. Vamos lo que en mi época se le decía “un pijo” por la forma de vestir y por las marcas de su ropa.
Encima llevaba un corte de pelo a lo “Fraile” franciscano… Menudo chasco, no pude aguantarme y en cuanto pude aparté a Eli un poco y le dije:- ¿Este es Toni? ¿Del que no me has parado de hablar? Pero tu estas ciega o qué, ¡¡si es feo!!- ella se echo a reír, pero no me hizo ni caso, y al final salió con él.

or suerte para mí, no duró ni un mes, y como Eli y yo íbamos al mismo instituto, Toni venía a recogerla cada día, y al 3er día, me lo miré bien y pensé: "Pues va a tener razón Eli, es guapo, que pena no me haya fijado yo antes en él"

Pero ante todo: “los novios de mis amigas, sólo pueden ser mis amigos” un lema que llevábamos muy a rajatabla, así que yo me tuve que mantener callada, pero no por mucho tiempo.

A la 2ª. semana que tenía que venir Toni al instituto, Eli me dijo en el intermedio:

- Male, que razón tenias, no me gusta, no es mi tipo. A demás he conocido en la sala de castigos a otro chico que me encanta… se llama Kiko, pero es que no sé como cortar con Toni, es muy bueno, y se molesta tanto en venir hasta aquí cada día a verme que me da cosa dejarlo así…

Entonces fue cuando me confesé:

-Eli, ¿en serio no te gusta toni?- le pregunté
-No no me gusta, me he enamorado de Kilo, ha sido un flechazo, ¿porqué?
-Pues por que, ¿recuerdas que en la disco te dije que no me parecía guapo?
-Sí
-Pues ayer me lo miré mejor y…..bueno pues que a mi si que me gusta, pero como está saliendo contigo…pues no te he dicho nada
-¡¡Bien!! ¡¡que guay!!


Se puso a saltar y a abrazarme, yo no entendía nada, me quedé con una cara de sorpresa, entonces siguió contándome su plan:

- Male, que bien, así puedo cortar con él con la excusa perfecta: Mira toni, corto contigo porque le gustas a Male, mucho más que a mí…

Yo estaba que no daba crédito a lo que oía pero en fin que no dije nada, en parte me estaba ayudando y si a ella no le convenía…pues ¿para que se iba a perder un chico así?

En un primer momento no caí pero después me entraron los sietes males, de camino a casa me puse a pensar, y me di cuenta que si Eli lo dejaba con esa excusa, le estaría haciendo una declaración a Toni ¡¡que a mi me gustaba!! ¿Y si yo no le gusto a él? ¿Y si no quiere volver a saber nada de mi? Ahhh!!

Llegué corriendo a casa, y cogí el teléfono para llamar a Eli y decirle que esperase, que no le dijera eso que nos inventaríamos algo y eso hicimos, planeamos la ruptura juntas.El plan fue irle dando plantones, y haciendo que no se vieran todos los días para que no fuera tan brusca la ruptura, y claro, tenía que darse cuenta que yo existía, así que a mi me tocó jugar el papel de Amiga comprensiva, un hombro en quien llorar y una confidente fiel.

Con 15 años, los primeros pasos fuera de casa

Volviendo la vista a atrás, me doy cuenta que ya en mi tierna infancia de P3, empecé a tener amigos/as que aún hoy en día conservo, en especial una: BERTA con la que sigo hoy en día con una muy buena relación.

Empecé a salir con las amigas a los 15 años cuando conocí a Eli y a Julia, dos chicas que han vivido en la misma calle siempre y son entre ellas como hermanas se han criado juntas. Julia sólo tiene un día menos que yo tiene un pelo castaño hasta la cintura, rizado con unos ojos grandes y verdes, y una sonrisa que enamora a todos, un metro setenta de estatura, y un cuerpo de Modelo con medidas perfectas. Eli es un año menos, tiene el pelo largo y rubio, con ojos negros con una cara muy expresiva, más o menos igual de alta que Julia. Las dos son súper divertidas, extrovertidas y geniales, los mejores años de mi adolescencia los pasé con ellas.



Con ellas salíamos todos los fines de semana a una mítica discoteca que había en un pueblo cercano, y nos poníamos a bailar siempre encima de un podium que había, fueron muchos años yendo a la misma disco sábados, domingos y cualquier fiesta que hubiera, al final nos conocíamos hasta a los dueños ¡¡llegamos a tener hasta el “VIP ORO” de la discoteca!!

Empecemos...

Hoy es un buen día para empezar, como cualquier otro ¿no?

Me siento delante del ordenador, con la hoja en blanco y entiendo un poco más a los autores de libros, porque cuando estas paseando se te ocurren mil ideas pero cuando te sientas...puf!! desaparecen...

Yo no se a vosotras pero a mi hasta que no tuve 15 años no pude salir con mis amigas a dar una vuelta, sin salir del pueblo eh? y si tardabas 5 minutos más de las 8:30h de la tarde en llegar te caía una bronca de cuidado....tambien hay que decir que mis padres eran mayores y chapados a la antigüísima.

Soy la más pequeña de 4 hermanas, las dos mayores son 13 y 15 años mayor que yo, por lo que ellas han vivido la represión de un noviazgo con mil ojos puestos encima y el tener que llevarnos a mi y a mi tercera hermana de "caravinas" para que no se pudieran dar ni un beso....¡menudo horror!

Bueno os hablaré un poco de mi para que me vayais conociendo:

En general soy una persona amable , a la que le gusta contar con mis amig@s para casi todo, sobretodo para pasármelo bien, salir y divertirnos, aunque últimamente no hayamos salido mucho porque casi todas estamos con marido y niños pequeñitos......pero ¡¡volveremos a salir!!

Tengo 35 años, vivo en Barcelona, tengo aficiones como todo el mundo, quizás la que practico hace poco es la de hacer pulseras con hilos de nudos...bueno las típica que se llevan en veranito, como esta: